Cómo interpretar una nota simple

Enviado por Urbanismo Cana… el Sáb, 09/29/2018 - 14:00

Cuando estamos interesados en adquirir un inmueble, el primer paso que se debe de dar es el de solicitar una nota simple en el Registro de la Propiedad correspondiente. Es importante que sea una nota simple actualizada, con el fin de conocer los propietarios actuales y cargas  (como hipotecas, embargos o servidumbres) que tiene la propiedad.

La nota simple además nos ofrece información sobre superficie y linderos de la finca, información que se debe cotejar con la realidad para verificar que los datos consignados en el Registro de la Propiedad son correctos. A este respecto, es preciso comprobar los datos que aparecen en el catastro (titularidad, localización o superficie), para asegurarnos de que no existen discrepancias, pero siempre teniendo en cuenta que la realidad física puede no coincidir con los datos registrales y catastrales, sobre todo en el caso de la superficie.

Otro aspecto que puede generar confusión en el comprador, radica en la naturaleza de la finca que nos indica la nota simple (rústica o urbana); esa información puede ser errónea o estar desfasada, por lo que será necesario verificar la situación urbanística del inmueble para evitar sorpresas desagradables. 

Si necesitas asesoramiento especializado para satisfacer cualquier necesidad relacionada con la compra de su vivienda, no dudes en consultarnos sin compromiso a través de nuestro formulario de contacto.